DETOX REAL

By MARTA MARCÈ

El otoño es un momento ideal para hacer limpieza, poner orden post-excesos de verano y hacer la puesta apunto orgánica para prepararnos para la nueva estación. Es un momento donde muchas nos podemos plantearnos una depuración así que hoy me gustaría hablarte de detox REAL o como ayudar a tu cuerpo a depurar correctamente fuera de modas, suplementos milagro y prácticas agresivas para nuestro organismo.

“Antes de limpiar mejor no ensuciar”: el detox debería empezar por sacar aquello que no nos va bien antes de añadir superfoods, suplementos o zumos.


El cuerpo está perfectamente diseñado para depurar a la perfección.

Solo necesitamos acompañarlo para que sea él mismo el que hace el trabajo por nosotras y evitar intoxicarlo para no darle trabajo de más. El detox REAL consiste en el detox que hace el propio cuerpo acompañado por nuestros hábitos que los estimulan. Más que un ayuno más contundente y largo, o una depuración con zumos puntual, necesitamos una depuración continua a través de hábitos diarios que faciliten una limpieza rutinaria de nuestro
organismo.

real detox

 

¿Nos ponemos a ello?

  1. Empecemos por lo básico, por sacar los procesados, la bollería, dulces y galletas, el alcohol, los embutidos y los alimentos refinados. Si quieres dar un paso más retira los lácteos de vaca y el trigo.
  2. Haz que tu plato sea un 50% vegetal: los alimentos que más nos van a ayudar a depurar son los vegetales y hortalizas. Haz que al menos la mitad de cada comida este formada por alimentos vegetales de temporada y que mínimo una vez al día los consumamos de forma cruda. Las verduras reinas de la temporada son las coles y las alcachofas, que son maravillosas para la depuración hepática.
  3. Bebe suficiente agua: la depuración real empieza por beber agua en buenas cantidades. Recicla una botella de cristal bonita y déjatela en tu escritorio o zona de paso. Si bebemos entre 6-8 vasos al día nuestros órganos drenadores harán mucho mejor su función.
  4. Muévete cada día: el ejercicio físico es un pilar clave para una depuración real. Empieza por caminar a paso rápido y a medida que vayas animándote añade ejercicio de fuerza a tus rutinas. Sudar y tener buena masa muscular nos ayudan a tener un organismo depurado y saludable.
  5. Practica el descanso digestivo: nuestro sistema digestivo necesita descansar para poder llevar a término otras funciones además de digerir. Si dejamos un mínimo de 12 horas diarias al día sin digerir, el mismo organismo se encargará de depurar. Si queremos un extra podemos alargar nuestro ayuno hasta las 14-16 horas.

 

 

1 comment

Gracias por tu forma sencilla de abordar el detox. Me encanta !!

judith November 22, 2020

Leave a comment