CALDO PARA MANTENER LA HIDRATACIÓN

¿Te sientes un poco débil tras las bajas temperaturas del invierno?

Yo suelo tomar muchos caldos durante esta época del año que me ayudan a mantener la hidratación de la piel, además de aportarme todas las vitaminas y minerales que necesito.
Así que hoy hemos querido compartir contigo esta deliciosa receta ♥

 

 

También lo puedes dejar preparado y tomarlo templado antes de las comidas, así preparas el sistema digestivo. Es muy apropiado en los meses de más frío pero puede tomarse en cualquier época del año y sobretodo para empezar a cenar.

Los ingredientes son las verduras habituales del caldo vegetal: 

Col, cebolla, puerro, apio, nabo, chirivía, hinojo, zanahoria, calabaza, judía tierna, coliflor, alcachofa y patata.

No es necesario que las incluyas todas, así como si lo prefieres también las puedes combinar con otras que te gusten más.

 

 

Los pasos a seguir son muy simples:

Pon a hervir las verduras durante 20 minutos y cuélalas a continuación de manera que quede un rico y consistente caldo. Para enriquecerlo puedes añadir un trozo de alga Kombu, una hoja de laurel y un boletus Shitake.

En el momento de servir, cuando ya esté templado, añade una cucharadita de Miso por comensal. Esto ayuda a nuestra flora intestinal y si te gusta el zumo de limón, puedes añadirle también un chorrito para lograr una bebida alcalinizante.

  

 

¡Recuerda aprovechar bien todos los alimentos! Las verduras que has usado para hacer el caldo, pueden tomarse aparte en puré si las trituras.  

Espero que lo disfrutes tanto como yo. El caldo es siempre un buen complemento para una dieta saludable, 

¡buen provecho!

 

Deja un comentario